Sondeo

¿Está de acuerdo con la decisión del Parlamento Catalán de prohibir las corridas de toros en su comunidad?

0% 0% [ 0 ]
100% 100% [ 28 ]

Votos Totales : 28

Últimos temas
» Articulo de Don Rafael López-Diéguez en la geceta.
Lun Nov 11, 2013 1:34 pm por Rasmia

» chinese learning
Miér Jul 17, 2013 5:05 pm por lalawhite

» Chinese learning
Miér Jul 17, 2013 11:11 am por lalawhite

» REFORMA LABORAL, ABORTO Y DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA
Lun Mar 04, 2013 10:56 pm por Akuta

» Dudas sobre AES
Vie Jun 15, 2012 9:08 pm por cmcava

» Suerte para AES en las elecciones andaluzas.
Sáb Mar 24, 2012 6:09 pm por Rasmia

» por nuestros derechos vejados y perdidos....
Dom Mar 27, 2011 7:00 am por Invitado

» La Doctrina Social de la Iglesia frente al Capitalismo
Lun Mar 21, 2011 11:26 pm por jasarhez

» Los transversales y la derecha.
Lun Mar 21, 2011 11:13 pm por jasarhez

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Jue Jul 11, 2013 11:21 am.

Nuevo artículo de Carlos Martínez Cava en Minuto Digital.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevo artículo de Carlos Martínez Cava en Minuto Digital.

Mensaje por Rasmia el Mar Mar 15, 2011 10:33 am

Aqui dejo, para el que le interese, un artículo de Carlos Martinez Cava muy esclarecedor, y que se puede resumir en esta frase: Para que haya regeneración, hay que respetar la ley natural.

Aqui paso a poner el artículo:
LA IMPOSIBLE REGENERACIÓN DE RAJOY.
Nuestra Nación está sumida en una crisis que no sólo es económica, sino moral, estructural y política. Toda tarea de reconstrucción pasará por construir un núcleo de valores fundamentales que ninguna Constitución, Parlamento o movimiento político pueda, caprichosa o demagógicamente, alterar.

Esos valores hacen referencia a los pilares de nuestra Civilización, a cuestiones nacidas del Derecho Natural y que nos legó la herencia griega, romana y cristiana. El Derecho a la Vida, desde su inicio hasta su fin natural, la Familia como centro de la persona en su socialidad, la Libertad de Conciencia para desarrollar el impulso por lo Sagrado y poder establecerse y crecer donde la conciencia elija, el poder educar a la descendencia con criterios libremente escogidos por los padres y no impuestos por un Estado invasor y monopolizador. Todo ello son cuestiones básicas que garantizan un espacio mínimo, pero asentado sobre una antropología humana. Todo ello son cuestiones que, al margen de la profesión de fe de cada uno, de cada credo o ausencia del mismo, pueden poner de acuerdo para vivir en paz, sin que ni la vida –que no nos pertenece decidir como darla o quitarla-, ni la conciencia puedan ser puestas en estado de persecución por la conveniencia política o económica de intereses farmacéuticos, ideológicos o de voluntad de poder de minorías que se crean en el mesiánico mandato de edificar un “mundo nuevo”.

Comenzar una tarea de reconstrucción nacional en España, exige mucho más que unas medidas económicas de mayor o menor calado. Mucho más que el sumar votos por negación del contrario. Supone la decisión de construir una Sociedad basada en el BIEN COMUN.

Mal se entiende por ello, que utilizando ese vocabulario más propio de los mundos de Orwell, se quiera ofrecer “regeneración” donde no hay mas que continuidad en la cultura de la muerte. Mal se entiende que supeditemos la pervivencia de legislaciones ancladas en proyectos de ingenieria social gramscista y profundamente nihilistas, a la decisión de un Tribunal Constitucional cuyos magistrados son designados por un poder político que no ha nacido de la libre elección por los ciudadanos. De un tribunal que no corresponden a un Estado donde exista la separación de los tres poderes.
Mariano Rajoy ha hablado claro en EL MUNDO.

Pregunta: “Ley del Aborto, recurrida en el Constitucional, ¿qué van ustedes a hacer con ella si gobiernan?

Respuesta: “Cambiarla, volver a la regulación anterior, dejarla tal como era”

Es decir, volver a la Ley de 1.985. Aquella que el PP dijo, por boca de Loyola de Palacio o Luisa Fernanda Rudi (antes de 1.996, claro) que derogarían. A la ley que el PSOE aprobó. A la ley que ha supuesto el fraude conocido en las clínicas abortistas y que ha provocado más un millón de españoles arrojados a las trituradoras.

Una ley que es mas cruel y asesina que el propio terrorismo de ETA. Puesto que éste ni siquiera lleva a sus autores a poner una bomba lapa sobre el vientre de sus mujeres. Y esta ley conduce a las futuras madres a la oscura y fria habitación donde de forma satánica les es arrancado aquello que ninguno de nosotros puede dar y quitar.

Una Ley que nos despojó de humanidad. Que es una vergüenza para las generaciones venideras. Y que, como lo fue la esclavitud, constituye un oprobio sobre todo político que acepte su pervivencia.

Por ese sólo motivo, el Partido Popular no merece ni ser votado ni ganar unas elecciones. No se trata de decir o imponer lo que un católico pueda o no votar. Como he dicho al inicio, son cuestiones, valores nucleares que todos, por el hecho mismo de ser personas, hemos de imponer en nuestras legislaciones y prohibir que nadie las altere, porque en la medida que lo hagan nos privan de nuestra humanidad.

No hay posibilidad de regeneración en la Cultura de la Muerte. Y el Partido Popular de Mariano Rajoy, sigue instalado en ella. Como el PSOE. Como todo el resto de fuerzas políticas representadas que permiten el asesinato del no nacido.

La regeneración comienza por ahí. Justo en ese punto: LA VIDA.
http://www.minutodigital.com/2011/03/13/carlos-martinez-cava-la-imposible-regeneracion-de-rajoy-ii/
avatar
Rasmia

Mensajes : 805
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.